Próxima MADRUGADA: PROXIMAMENTE en 2014 - 8 hs. Parroquia Ntra. Sra. de La Rabida Av. Belgrano 1502 Capital Federal ¡No faltes! te esperamos

sábado, 10 de octubre de 2009

Madrugando por el Dios de los corazones

CRÓNICA DE LA MADRUGADA DEL SÁBADO
10 DE OCTUBRE DE 2009


Hoy, se conmemora y celebra el 75º aniversario del inicio en Buenos Aires del XXXII Congreso Eucarístico Internacional (10-14 de octubre de 1934), acontecimiento eclesial que significó un antes y un después en la historia de la Iglesia en la Argentina.

¡Dios de los corazones
sublime Redentor,
domina las naciones
y enséñales tu amor!



El Congreso fue una manifestación apoteótica de devoción a la Eucaristía del pueblo argentino y de fidelidad al Santo Padre en la figura de su delegado, el Cardenal Eugenio Pacelli, entonces Secretario de Estado del Papa Pío XI, en carácter de Legado Papal a latere, luego Santo Padre Pío XII (hoy Siervo de Dios)

Cardenal Legado Eugenio Pacelli

La convocatoria del XXXII Congreso Eucarístico Internacional fue realizada mediante una bula del papa Pío XI, que comenzaba así:


S.S. PÍO XI:
“Con sumo regocijo hemos comprendido que la República Argentina no quería ceder a ninguna otra nación la primacía en la preparación del triunfo de la Divina Eucaristía. Y no ha quedado en todo el orbe nación, aun la más distante, que no escuchara la cálida voz del pueblo argentino invitando a celebrar con extraordinaria magnificencia el Primer Congreso Eucarístico celebrado en la América Latina”.

Don Orione – hoy Santo - gran amigo de la Argentina, en referencia a este Congreso Eucarístico Internacional dijo:

San Luis Orione:
“la más grandiosa celebración pública de fe, de amor, de adoración a Jesús Eucaristía de todos los tiempos, sólo superable en el Paraíso”

Toda la ciudad iniciaba la gran celebración eucarística. En esa gran fiesta de la Fe, un grito resonaba por todas partes: ¡Viva Cristo Rey!: El reinado de Cristo en los corazones era el tema central del Congreso.

El mismo grito, que se iba a repetir mil veces –fervoroso y entusiasta- durante el solemne homenaje al Señor en la Hostia, había resonado dramático, en la madrugada española de Asturias de ese día.

Allá, en el pequeño pueblo de Turón, el hermano lasallano Héctor Valdivieso Sáez canonizado en 1999 por Su Santidad Juan Pablo II y primer Santo Argentino - que había ofrecido dar su vida por el Señor, supo entonces que Él se la aceptaba.

Por eso, al ver al pelotón inicuo, que por “odium fidei”, apuntó contra él, sostenido por la Virgen Santísima a la que tanto amaba, clamó su “viva” supremo: ¡Viva Cristo Rey!

Muchas fueron las oraciones y sacrificios ofrecidos por el éxito del Congreso Eucarístico. Pero este martirio parece haber sido el que coronó todas las ofrendas y abrió las puertas del gran triunfo de Jesucristo en la Argentina de 1934.


Aquel acontecimiento reunió en Adoración Eucarística a más de un millón de fieles… el día de los niños, resultó para el futuro Papa Pío XII, entonces Cardenal Pacellí, un “día del Paraíso”: Ciento siete mil niños tomaron la primera o segunda Comunión aquel día…

75 años después los Madrugadores de Buenos Aires – una pequeña comunidad de varones orantes – nos volvemos reunir para tener nuestra Madrugada de oración.

Conscientes de los tiempos y de los “signos de los tiempos” queremos Madrugar para Adorar juntos, rezar juntos, compartir juntos… y orar confiadamente : “usa de nosotros según tu voluntad; haz que vuelvan a llenarse las amplias naves de la Santa Iglesia y que alabanzas circunden tu Trono… sí deseas, puedes… mandarnos cruces, penas , dificultades. En el éxito o en el fracaso anunciaremos siempre tu Amor” (de una oración del Siervo de Dios Padre José Kentenich, “Hacia el Padre”, Nº 8-9)

Señor Jesucristo
que en la última Pascua,
tu Sangre divina
diste antes de darla:
tu Cuerpo y tu Sangre
deseamos con ansias...
¡En donde está el cuerpo
se juntan las águilas!

Sábado de primavera… algunos de los nuestros están resfriados, congestionados… otros en Retiro espiritual, con trabajo extra, otros de viaje – es fin de semana largo –; otros están participando de la Asamblea Federal de la Acción Católica Argentina y otros llegamos a la Parroquia “Nuestra Señora de la Rábida”…


Reencontrarnos es una fiesta…

Quisiéramos hoy, que nuestras voces pudieran – como hace 75 años – suplicar al “DIOS DE LOS CORAZONES” que nos enseñe su amor y éste pueda irradiarse también a cada corazón y a toda la sociedad, el amor, el respeto a cada persona, la comprensión y la paz.

El Padre José, preparando la Fiesta Patronal – que celebraremos el Domingo 11 – le ha pedido al Padre Martín presida la Misa de la Madrugada y el oficio del Laúdes.

“Nuestro” Padre José , que anhelaba celebrar esta Madrugada previa a la Fiesta de Nuestra Madre, titular de esta Parroquia, ofrece este sacrificio, en bien de la fecundidad apostólica y Misional de todo el trabajo parroquial y “nuestro” Padre Martín , con entrañable alegría y sacerdotal paternidad se dispone – como lo ha hecho cada vez que se le ha pedido - a acompañarnos.

Cristian José H-G, el más pequeño madrugador, volverá hoy a ser Monaguillo.

Antes de iniciar la Liturgia, todos nos tomamos un momento de oración silenciosa para agradecer el bien enorme que el Señor nos regala y el maternal Amparo de nuestra Mater que nos ha permitido decir una vez más “ADSUM!” y nuestro “estar presente”, también represente a todos los que no han podido llegar a la Madrugada, pero ¡ESTAN!, en nuestro corazón y en nuestra plegaria.

Nuestros Corazones Madrugadores, esta Madrugada, pueden decir como expresa el Himno del XXXII Congreso Eucarístico Internacional

“Es tuyo este pueblo
de muchas estirpes,
pues Tú renovaste
sus fuerzas viriles:
Es de Ella y es tuyo,
lo guarda la Virgen,
llegada en carreta
por campos humildes”

Con los saludos iniciales de la Misa, el Padre Martín, nos compartía que además de las muchas intenciones que poníamos en el Santo Sacrificio de la Misa, hoy la Iglesia recuerda a Santo Tomás de Villanueva


Le llamaban "el divino Tomás", Agustino, predicador formidable. Obispo por obediencia a la Iglesia. Héroe de la Caridad, del amor al Prójimo y un enamorado de Jesús y de María; y que además recordábamos el 75º aniversario del Inicio del XXXII Congreso Eucarístico Internacional en Buenos Aires, como también hoy, culminábamos nuestra novena a la Patrona titular de la Parroquia Santa María de la Rábida, invitándonos a participar activamente en las ceremonias del día de mañana en la Fiesta Patronal.

Regresado a la sede, el Padre Martín comenzó con la oración “Fortalecido me Levanto Padre” del oficio de Laúdes de los Madrugadores.

Actuó de Antifonero Juan C.

Antes de la Liturgia de la Palabra, todos rezamos juntos la Oración de “¡Oh Verbo! ¡Oh, Cristo!” que nos prepara para recibir la Palabra de Dios, oración compuesta por el Beato Antonio Chevier.

La Lectura del libro del profeta Joel fue leída por Omar G.

El Salmo Responsorial (Salmo 96) por Juan D.

El Evangelio fue proclamado por el Padre Martín

video
Homilia del P. Martín

La Homilía del Padre Martín, nos invitó a meditar sobre la PALABRA DE DIOS, en relación a “las palabras”, poniendo énfasis ante la necesidad que la vida de cada uno de nosotros, como fue la de Santo Tomás de Villanueva, sea y esté fundada en la Palabra de Dios, que no cambia y que es fecunda para nuestra vida de santidad.

La Oración Comunitaria, introducida por el Padre Martín, fue guiada por Oscar D. , en ellas además de hacer las que indica la Liturgia de las Horas, los Madrugadores hemos incluido varias: pidiendo por los enfermos - especialmente por, Matías y Bianca Torterola, Juan Francisco Carrasco, por algunos de nuestros hermanos Madrugadores que están enfermos ; por los agentes de la Salud para que encuentren en el ejemplo de Santa Gianna Beretta Molla: Médica y Santa, la fuerza para seguir haciendo el bien ; por los sacerdotes, especialmente por “nuestro” Padre José, por “nuestro” Padre Martín – y su tarea apostólica en el Hospital Español - ,por el Santo Padre Benedicto XVI (; por el cumpleaños de Ana María y de María Beatriz, por nuestras Familias; por todos los Madrugadores de todo el mundo, por los Madrugadores que no han podido estar en la Madrugada y que están en Retiro Espiritual o Trabajando; por Trabajo para los que lo necesitan; por todas y cada una de las intenciones que nuestros hermanos nos confían dejándolas escritas en el blog; agradeciendo por el inmenso bien que el XXXII Congreso Eucarístico Internacional dio a nuestra Patria y a su fecundidad apostólica; por las Fiestas Patronales de la Parroquia que nos cobija y por todo el Pueblo Argentino, en estas horas en que se “impone” un mayor clima de reconciliación y pacificación social….

La Liturgia de la Eucaristía, comenzó con la presentación de ofrendas.

El momento de la Consagración, fiel a su paternidad sacerdotal, el Padre Martín, volvió a “regalarnos” un tiempo para que pudiéramos adorar al Señor en su Presencia Real.

Conocen tu nombre,
la urbe y el río,
la línea que es Pampa
y el germen que es trigo...
y cálidas notas
de timbre argentino
saludan tu hechura
de Dios escondido.

Pasearon el Corpus
por nuestros solares
los hombres que luego
fundaron ciudades.
Y abrieron los surcos
para los trigales...
(Espigas dan hostias
y leños altares).

Antes que el arado
rompiera la costra
de la tierra virgen
se elevó la Forma...
¡Bandera tu Cuerpo
fue en la azul atmósfera!
¡Y el cáliz dorado
fue el sol de la gloria!

Manso Rey que sellas
la tierra argentina
con el sello blanco
de la Eucaristía:
La Patria se aroma
de incienso de Misa,
tú rozas los labios
y alientas las vidas.

Terminada la procesión de Comunión, el Padre Martín pidió a Roberto H. pudiera llevar al Santísimo Sacramento al Sagrario.

En el momento de Acción de gracias. El silencio, fecundo y profundo, fue rubricado rezando juntos la Oración de San Ignacio de Loyola: “Alma de Cristo”.

Antes de la Bendición Final, de pie, juntos nos unimos a orar: el Canto Evangélico del “Benedictus” para finalizar Laúdes e inmediatamente, mirando la Imagen de Nuestra Mater el Padre Martín realizo la meditación del día final de la Novena a Nuestra Señora de la Rábida, culminándola con la “Pequeña Consagración”.

Con las Oración finales y la Bendición, terminó la Santa Misa.

El Padre Martín, bajo del Presbiterio, y recordando que Santo Tomás de Villanueva recurría innumerablemente a la Virgen María, volvimos a realizar la Consagración a la Virgen y rezamos “Acógenos Solicita”, especialmente para que termine de ceder la Pandemia de la Gripe y para que Nuestra Mater conceda a muchos de nuestros compatriotas el bien de un trabajo digno.

Como toda las Madrugadas, el momento final litúrgico, esta cargado de una conmovedora actitud: de rodillas, todos, mirando a la Cruz, rezamos las “Letanías de la Humildad”, hoy para no olvidar que siendo imitadores de Cristo podremos ser merecedores de la herencia recibida

En torno a tu mesa
cien pueblos y razas,
nutrió de infinitos
tu oculta sustancia...
Pequeñez inmensa
que multiplicada
es pan para el hambre
de todas las almas.
El fuerte:

ADSUM!

del Padre Martín, selló la Madrugada y todos a una respondimos, conscientes de nuestra Misión:

ADSUMUS!



El Padre José, nos pidió que después del desayuno de la Madrugada pudiéramos ayudar en el armado de lo necesario para la Fiesta Patronal, y que participáramos de la Procesión, disponiendo para ello que cuatro Madrugadores fueran los portadores de la Sagrada Imagen de Nuestra Señora de la Rábida y que también acompañara la Procesión el Banner de los Madrugadores como Estandarte de nuestra “Pequeña Comunidad”.

Durante el Desayuno, compartimos la alegría que la Pagina Oficial del Movimiento Apostólico de Schoenstatt en esta semana se publicó un artículo sobre los Madrugadores de Buenos Aires. También hemos recibido de otros Movimientos y de otras Instituciones eclesiales, felicitaciones por el Blog, que ellos están recomendando en sus respectivas páginas.

Lucas T. explicó que desde ahora el oficio de la Madrugada podrá ser “bajado” del Blog, en el Link: Biblioteca, donde se están incluyendo lecturas varias que nos ayuden a crecer en nuestra formación.

Marcelo V. presentó un proyecto, al que estamos invitados, en el acompañamiento a padres con hijos en edad adolescente.

Nuestro ADSUM! final… fue para seguir colaborando en la Parroquia y para convocarnos a participar como Madrugadores mañana en la Fiesta Patronal de Nuestra Señora de la Rábida.

Madrugadores de Buenos Aires

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...