Próxima MADRUGADA: PROXIMAMENTE en 2014 - 8 hs. Parroquia Ntra. Sra. de La Rabida Av. Belgrano 1502 Capital Federal ¡No faltes! te esperamos

sábado, 9 de mayo de 2009

Otra gran madrugada por Cristo

Fuimos llegando cada uno con su “semana” a cuestas… algunos hasta llegaron a la Madrugada desde su trabajo, otros con algunos problemas de salud pero todos con la disposición de siempre de unirse a orar y de servir. Algunos nos habían anticipado su ausencia. Otros, dado que a las 10 hs. comenzaba la Misa, donde el Sr. Cardenal les daría el Ministerio del Acolitado a varios Seminaristas, entre ellos a “nuestro” Juan Cruz, sabíamos que terminada la Madrugada de Oración, no podrían quedarse al desayuno, como era el caso del Padre José.




Empezó la Misa, presidida por el Padre José, e inmediatamente rezamos el “Fortalecido me levanto Padre”.



Para la Salmodia de Laúdes, Omar fue Antifonero.

Héctor M. comenzó la Oración “¡Oh Cristo! ¡Oh, Verbo!" Como introducción a las Lecturas.


Marcelo, leyó la primera Lectura, y Héctor L. rezo el Salmo responsorial.



El Padre José proclamó el Evangelio y predico la Homilia.


video
Homilia del P. José Dabusti


Rezamos juntos la Oración Comunitaria, teniendo una intención especial por el Viaje Apostólico de nuestro Santo Padre Benedicto XVI a Tierra Santa y por los Seminaristas que recibirían el nuevo Ministerio.


La Consagración, gracias a ese “tiempo” Eucarístico que el Padre José le da, pudimos sentir que nuestra Madrugada se unía y era parte de aquella “Última Cena” del Señor.




El Padre José, acompañado por Juan Carlos, como Ministro de la Comunión, nos administró la Eucaristía bajo las dos especies.


El silencio de la Acción de Gracias, fue solo interrumpido por el canto de los pájaros que revoloteaban entre los árboles del Claustro de nuestra Parroquia, en esta mañana otoñal de Buenos Aires.

Juntos , rezamos el Cántico Evangélico del “BENEDICTUS”.

Antes de la Bendición final, mirando la Imagen de la Santísima Virgen , bajo la advocación de “Nuestra Señora de la Rábida”, titular de la Parroquia, realizamos la Consagración a nuestra Madre.


Terminada la Misa, volvimos a realizar las “Letanías de la Humildad” que son para los Madrugadores de Buenos Aires una invitación a ser cada vez más imitadores del Señor.

Nuestra oración termino con el:

ADSUM!
ADSUMUS!

En el Salón “Sangrado Corazón de Jesús” de la Casa Parroquial realizamos el desayuno, conversamos sobre distintos temas de actualidad y buscamos darle una respuesta desde la Palabra de Dios. Volvimos a insistir entre nosotros en la fidelidad de una vida coherente con lo que creemos y predicar con nuestro ejemplo.


Ser hijos fieles de la Iglesia que no dudemos en Amar a la Iglesia, hasta en grado heroico, y ser testigos del Amor de Dios en todos nuestros ambientes, aun cuando estos sean adversos al Evangelio y hasta con nosotros, como nos lo recordaba una reciente Homilía del Arzobispo Emérito de Resistencia Mons. Carmelo Giaquinta.





Lucas, luego, nos explicó algunos temas técnicos del Blog – que todos consideramos excelente y que agradecíamos lo actualizado que nos permitía hasta tener el Santoral del día – nos invitó a que todos mandáramos material y poder sostener un espacio que sirviera tanto como lugar de encuentro, como de formación.

A las 10, nuestro Oscar, nos anunciaba que la Madrugada había empezado su tiempo de Envío y de fecundidad. Quedamos en reencontrarnos el sábado 23 de mayo, que siendo fin de semana largo, por la Fiesta Patria del 25 de mayo, quedaba a confirmar si había o no Misa, pero que los que “madrugáramos” lo haríamos en la Parroquia y realizaríamos Laúdes.

Al sacar la foto de la Madrugada, ya algunos habían partido raudamente a la Ceremonia que presidiría el Sr. Cardenal en la Iglesia de la Antigua Abadía de San Benito. Entre ellos el Padre José.

Madrugadores de Buenos Aires

En la foto, el Cirio Pascual, no solo representaba al Señor Resucitado, también, representaba a todos y a cada uno de los Madrugadores que por alguna causa no habían podido llegar o venir y a los que habían partido para participar de la otra ceremonia litúrgica. En la foto estamos quince madrugadores, incluyendo al “Madrugador” más joven: Cristian José que volvió a servir como Monagillo en la Misa de la Madrugada.


Las despedidas, como es costumbre, dilataron un poco más el tiempo, con anécdotas y risas… con pedidos de oración y saludos.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...